• Bernardita Maturana

¿Qué es el blanding con “L”?


En mi continuo afán por cuidar y ayudar a construir marcas, no puedo dejar de compartir contigo mi visión acerca de esta tendencia.



Cómo se define el blanding


Graffica nos cuenta que el término proviene del inglés bland, que en español sería como soso, insípido, insustancial, inexpresivo o aburrido. Se define como la tendencia de diseño que destaca por la simplificación del estilo del diseño hacia un patrón común (entre diferentes marcas) con el objetivo de no arriesgar a la hora de construir una nueva identidad visual. En las marcas de lujo el blanding se ha traducido en una tipografía Sans Serif, los colores blanco y negro, grandes espacios en blanco y una clara tendencia hacia el minimalismo.


Fuente del ejemplo: Graffica.



En otra entrada de blog, traté el tema del minimalismo, corriente que privilegia la conocida frase “menos es más”, donde el diseño prescinde de todo accesorio o decoración y privilegia una forma limpia. Pero tratemos de no confundir un estilo de diseño, con definitivamente ser insípidos y flojos. Siempre podemos lograr la diferenciación a través de algún canal.


Todas las marcas tienen un objetivo y por tanto, una estrategia diferente para llegar a éste. Algunas son muy innovadoras, rompedoras y arriesgadas. Y en el extremo están las que optan por lo rápido y sencillo.





Razones por las que algunas marcas aplican el blanding como estrategia visual de su marca:



  • Es completamente acorde a su propósito. Sintoniza a la perfección con su personalidad de marca. Conecta con su grupo objetivo. Y la representa 100%. Idealmente, en su nicho, sus competidores tienen identidades visuales que van por otros caminos y son completamente diferenciables entre sí.


  • Marcas consolidadas y con tradición, han tenido que adaptarse a los medios digitales. Tener versiones simplificadas para aparecer en los distintos dispositivos móviles en tamaños pequeños que les permitan tener una alta legibilidad.


  • Estas mismas marcas, que llevan construyéndose durante muchos años y ya han conquistado un posicionamiento claro y fuerte en nuestras mentes, deciden disminuir importancia al elemento visual para poner mucho más énfasis en otro, como por ejemplo: sus productos o servicios.


  • En el extremo opuesto, marcas emergentes que urgen por visibilizarse en un corto plazo. Prefieren camuflarse entre marcas consolidadas para ser "confundidas" o relacionadas con ellas y así ganar reconocimiento o recuperar inversiones rápidamente. A estas marcas también se les llama “marcas parásito” por alimentarse de otras para su propio beneficio.


  • En el caso de algunas startups, necesitan probar un producto o servicio para validar su idea y así probar su producto mínimo viable. Recurren a este recurso por una cuestión táctica que les permitirá probar su prototipo de forma rápida y barata.


  • Otro punto podría ser algún acuerdo entre marcas de un mismo mercado que necesitan colaborar entre sí para responder a una situación particular, ya sea que los beneficie a ellos y/o a un segmento en particular.





¿Sigo o no esta tendencia?



Si me conoces bien, sabrás que las modas me parecen un camino muy inestable a la hora de fortalecer una marca. Aunque a veces se ven muy buenas, atractivas y las quiero hacer mías, siempre hago el trabajo de explorar caminos que no se esfumen en el tiempo, si es que el objetivo es que una marca trascienda y perdure. En estos casos siempre recomendaré:


  1. Que tu marca transmita su propia personalidad.

  2. Que se diferencie.

  3. Que sea coherente entre lo que es, y lo que comunica en todos sus medios de contacto.


Por esto, antes de seguir un nuevo estilo de diseño, comprueba si éste se alinea con los puntos anteriores y en base a eso, decide de forma estratégica.




Por marcas fuertes, poderosas y duraderas…

¡CUIDA TU MARCA!



23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

BM Diseño Publicidad

Santiago - Chile