top of page

Sobre tu método único



Hablábamos con mi hermano mayor (57), y de cómo veía su presente y futuro profesional. Es profesor de coro. En esa conversación que teníamos junto a mi hermana nos contaba lo feliz que estaba por haber concretado un nuevo contrato de trabajo en un segundo colegio, y seguir haciendo clases en el establecimiento donde ha sido profesor hace muchos años.



Todo con el fin de estar económicamente tranquilo en los años que le quedan antes de jubilar. Permitiéndole cumplir holgadamente con sus responsabilidades, cuidar su salud y estado mental. En el fondo, no matarse trabajando sino más bien, disfrutar su vida con su trabajo incluido.


Su talento es bien reconocido en el medio donde se desenvuelve, convirtiéndolo en un profesional super valorado y cotizado, un lugar ideal y privilegiado para negociar con seguridad. Él sabe lo que vale, es consciente de su entrega por lo tanto conoce sus límites y valores intransables.


Amé escuchar la convicción y empoderamiento con el que se toma lo que hace.


En el contexto de sus últimos 8 años laborales y el agotamiento natural que siente, con mi hermana le preguntábamos por qué no se abría camino a mentorear a otros profesores de coro, y así dejar sus "clones" para las futuras generaciones. Podría seguir viviendo de su propósito pero desde otro lugar. A lo que nos respondió:


"Lo que pasa es que no tengo un método, el método soy yo. No sé cómo enseñar a ser yo."

Aunque nos causó risa ese momento, te confieso que me sentí super reflejada. De que existe un método, seguro que lo hay pero en la práctica no somos conscientes de él.


En la era de los infinitos cursos y mentorías, hay algo que he aprendido:


Puedes conocer nuevas formas de hacer, inspirarte en los resultados de otros, pero nunca, nunca serás ese mentor, ni ese profesor ni ese referente.


Es un echo de que no hay nadie que sea igual a mi hermano, a mí, ni a ti. Ese es nuestro valor único e irrepetible. Esa es nuestra victoria ganada después de entregar con toda honestidad y transparencia lo que hacemos durante un tiempo prolongado.


Y concuerdo que hay algunos mecanismos que sí podemos enseñar a otros así como ayudarlos a encontrar ese valor único, uno distinto al nuestro, a cómo mostrarlo a su círculo de influencia para luego conseguir un posicionamiento genuino y singular.


Ese es el corazón de lo que hago. De esa misma forma trabajo con las marcas que necesitan sacar fuera lo que son por dentro. Conectar el corazón de su líder, sus valores, principios e intereses, con los del negocio y hacer un match que haga explotar con fuegos artificiales esa magia.


Esa magia es mi cableado mental y emocional que interpreta cada proceso de cambio. No sabría explicártelo ni traspasártelo, porque solo lo siento (serán los años de experiencia). Así mismo le pasa a mi hermano y cada vez he tenido más conversaciones con otras personas que lo viven de la misma manera (hace poco con mi jardinero y paisajista). Donde los resultados hablan por sí solos a través de clientes felices, plenos y agradecidos.


Te invito a APOSTAR POR TU SINGULARIDAD, por tu poder único e intransferible. A gritarlo al mundo para conectar a través de él con tu comunidad, audiencia, clientes o el mundo entero.


¡Por más marcas auténticas, genuinas y encantadoras!


118 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page